Sancor Seguros» Actualidad» 

Santa Fe: Tierra de Cerveceros

Un ambicioso y atractivo programa impulsado por los sectores, privado y público rescató las tradiciones y los valores de la industria cervecera provincial que se afirma como una nueva plataforma de atracción turística para la región.

Compartir nota Imprimir Tamaño texto

Un ambicioso y atractivo programa impulsado por los sectores, privado y público rescató las tradiciones y los valores de la industria cervecera provincial que se afirma como una nueva plataforma de atracción turística para la región.

 

Con la intención de recuperar el protagonismo histórico de la región y desarrollar una alternativa atractiva para interesar a nuevos visitantes, meses atrás se realizó el lanzamiento del Programa "Santa Fe, Tierra de Cerveceros".

 

En un acto celebrado en las instalaciones del Mercado Progreso y que sirvió de marco para el anuncio de su próxima puesta en valor, el ministro de la Producción de la provincia de Santa Fe, José Bertero, y el intendente de la ciudad de Santa Fe, Mario Barletta, dieron el puntapié inicial a esta interesante y atractiva propuesta de poner en valor la historia de la inmigración santafesina ligada a esta milenaria bebida, que llegó con ellos desde el Viejo Continente.

 

Siguiendo las tendencias de Denominación de Origen y Celebraciones Conmemorativas, con las que las ciudades argumentan la pertenencia de productos, culturas y tradiciones para seducir a nuevos visitantes beneficiando las economías regionales, Santa Fe comenzó a revelar la historia que la distingue como Tierra de Cerveceros.

 

"Santa Fe, Tierra de Cerveceros" es un proyecto conjunto entre actores privados y públicos en el que se aprecia el esfuerzo de la Intendencia de la ciudad, la Secretaría del Sistema de Turismo, Comercio y Servicios de la provincia, la Cervecería Santa Fe, la Cervecería San Carlos y la Asociación Somos Cerveceros Regional Santa Fe.

 

La ambiciosa iniciativa procura desarrollar un nuevo perfil convocante, desde el punto de vista turístico, como complemento de su conocida propuesta balnearia y gourmet de excelente acceso, tanto por aire como por tierra. Con un innegable pasado cervecero, Santa Fe cuenta con una rica tradición en la materia, alimentada por las corrientes migratorias que se asentaron en la zona luego de abandonar sus regiones de origen, como el Norte de Italia (Piamonte), Austria, Suiza y Alemania, desde donde los pioneros instalaron sus costumbres, constituyendo una región de gran desarrollo cervecero que hoy se advierte en el gran nivel de penetración de esta bebida en los hábitos de sus habitantes. En algún momento de su historia, la región tuvo en funcionamiento tres importantes plantas cerveceras: Santa Fe, Schneider y San Carlos.

 

Además, la proximidad del río Paraná brindó excelentes condiciones para el desarrollo agrícola, así como para la producción de todo tipo de bebidas, por la alta calidad organoléptica del agua, denominada Pilsen. En especial, sus cualidades fueron tempranamente reconocidas para la producción de cerveza.

 

Un dato fundamental y poco conocido es que Santa Fe es la provincia que agrupa la mayor cantidad de cerveceros caseros y artesanales del país y posee la planta industrial más antigua de la Argentina en actividad, que son las instalaciones de San Carlos. También en la capital provincial se elaboran marcas nacionales e internacionales de importante reputación, como Heineken y Budweiser.

 

Sobre la base de sus raíces, Tierra de Cerveceros, por historia, prestigio y calidad, apuesta covertirse en una alternativa para un público cautivo de los diferentes eventos que se realizan en torno de la temática. Intrínsecamente el proyecto reconstruye las credenciales de expertise cervecero de la comunidad santafesina y -fundamentalmente para la hermana industria turística- difunde la tradición cultural fuera de las fronteras provinciales para convocar a nuevos visitantes para que descubran los secretos de esta milenaria bebida.

 

Fue en este contexto que en febrero pasado este programa dio su primer fruto: el Primer Encuentro Cervecero.

 

Tras meses de trabajo planificado, más de 5000 personas se acercaron a los andenes y talleres recuperados de la estación Belgrano en la ciudad de Santa Fe.

 

Allí se desarrollaron varios espectáculos musicales, charlas, exposiciones, muestras de gastronomía étnica y degustaciones de cervezas artesanales.

 

El Primer Encuentro Cervecero reunió a santafesinos y turistas que fueron protagonistas de esta interesante propuesta que procura indagar y profundizar la cara esencial de la idiosincrasia santafesina, que guarda una riqueza infinita de saber, tradición y cultura.

 

Para Barletta, que visitó las instalaciones y dialogó con los emprendedores y los visitantes, "esta iniciativa le da a la ciudad y a la provincia la oportunidad de recuperar nuestra historia, poner en valor elementos esenciales de lo que nos identifica como santafesinos. Rescatamos así aquello que nos hace sentir orgullosos. Este es el camino por el que debemos transitar para generar las condiciones de posibilidad que permitan que Santa Fe sea nuevamente una ciudad capaz de contener a su propia gente y, también, a todos aquéllos que nos vengan a visitar desde otros puntos del país y del exterior".

 

Organizado dentro del programa "Santa Fe, Tierra de Cerveceros", la propuesta es un elemento que se suma a la estrategia en la que confluyen el trabajo y el esfuerzo de un sector productivo de Santa Fe que tiene un alto impacto en otros, como la hotelería, la gastronomía, el turismo y la cultura.

 

Sobre la base de esta estrategia, el intendente santafesino destacó la apuesta a futuro de los cerveceros locales. "Este Primer Encuentro Cervecero es una referencia; un foco de atención para la ciudad y para toda la región. Ahora bien, no tengo la menor duda de que si seguimos trabajando de esta manera vendrán tiempos en los cuales esta iniciativa se trasformará en una referencia nacional e internacional. Santa Fe tiene una historia muy fuerte en torno de la cerveza y los santafesinos disfrutamos de eso. Un valor trascendental que tiene este programa y este espacio de encuentro es, justamente, el hecho de asociar esta realidad propia de nuestra idiosincrasia a estrategias reales de producción y, también, a espacios maravillosos, como la Estación Belgrano. Esta es una iniciativa que nos permite creer en Santa Fe."

 

La presentación del encuentro estuvo a cargo de Martiniano Molina. El reconocido y carismático cocinero no vaciló en destacar la iniciativa de Tierra de Cerveceros, que no sólo rescata valores culturales propios de los santafesinos, sino que también resulta un complemento ideal de la propuesta para desarrollar otros sectores de Santa Fe. Molina realizó una breve charla acerca del maridaje de las bebidas presentadas y su relación con la gastronomía. Más tarde, junto con el experto Juan Guzmán, disertó sobre los secretos de la producción artesanal de la cerveza, y cerró la velada cocinando sobre el escenario central.

 

El primer espectáculo de la noche lo ofreció la Banda Municipal Ciudad de Santa Fe. Los dirigidos por el maestro Juan Rodríguez ofrecieron un repertorio en el que incluyeron piezas destacadas de los mejores musicales en Broadway y composiciones folclóricas de diferentes regiones de Europa. Luego, la banda Figal invadió la atmósfera del encuentro con su misticismo de música celta, y en el cierre de la velada, continuando con las influencias irlandesas, el grupo Mofo ofreció un tributo a U2.

 

Entre los shows centrales, el músico Carlos Zapata ofreció conciertos de gaita en varios momentos de la noche, recorriendo con el folclórico instrumento celta los atiborrados andenes de la Estación, donde los visitantes disfrutaban con moderación las mejores cervezas de la región.

 

 

Beber, comer, conocer...

 

Uno de los aspectos centrales del encuentro estuvo constituido por la amplia variedad de ofertas que propusieron los 16 stands desplegados estratégicamente en la estación. Por un lado, fueron nueve los espacios consagrados a la comercialización de cerveza: Cerveza Santa Fe; San Carlos; 9 Caballeros; Estación Ewald; Somos Cerveceros; La Flor de Irlanda; Drako; 1516, y Cerveza Weinberguer. Allí, los representantes de esas firmas invitaban a los asistentes a la fiesta a visitar sus centros de producción, una iniciativa que sumó al fomento y al desarrollo turístico santafesino.

En tanto, como complemento ideal para una fusión de culturas, seis colectividades presentaron deliciosos menús con platos típicos que, sabores mediante, permitieron viajar a través del paladar a países europeos, como Croacia, República Checa, Alemania, Polonia, Suiza e Italia.

Tierra de Cerveceros también aportó un valor agregado importante para este tipo de eventos cuando sumó a su propuesta un módulo técnico y formativo a cargo de la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional del Litoral. La casa de estudios estuvo presente por medio de un stand en el que se explicó todo lo referente a la influencia de la biotecnología en la industria cervecera. Es que dentro de la licenciatura en Biotecnología está incluida la materia optativa Elaboración de Cerveza como una nueva posibilidad de salida laboral dentro de la pujante industria. Más allá de informar respecto de la oferta académica abierta al público, todos los visitantes del encuentro, en este espacio, tuvieron la oportunidad de conocer de cerca los instrumentos e implementos que se utilizan en la materia, como muestras de ingredientes de la cerveza -maltas especiales, levadura seca, lúpulo- y equipos -fermentador, refractómetro, sacarímetro, microscopio-.

 Mientras consolida y robustece el esfuerzo de la familia de los productores cerveceros, el programa Santa Fe, Tierra de Cerveceros constituye al mismo tiempo una propuesta de alta repercusión cuyos beneficios impactarán en industrias, como el turismo y la gastronomía locales, y en el desarrollo de las economías regionales de la provincia. Un aporte más para la grandeza de Santa Fe.

 

 

Schenider, el visionario

 

"Santa Fe. Tierra de Cerveceros" procura recuperar el protagonismo histórico de la región santafesina en la industria cervecera y destacar su pertenencia a ancestrales tradiciones cerveceras, registradas en gran parte por Otto Schneider, un maestro cervecero alemán que logró dejar un legado clave para la industria nacional.  Fundador de las cervecerías Santa Fe y Schneider, su marca, hoy una de las más vendidas del país, lo ha trascendido en el tiempo. Gran protagonista de la tradición cervecera santafesina, Schneider impuso algunas de las costumbres de su Alemania natal e inventó otras, que hoy son marcas registrada en Santa Fe: los patios cerveceros al estilo europeo y el "liso", una manera única de beber cerveza en un vaso de 255 cm3, que permite percibir el frío de la bebida, el color y conservar mejor la temperatura.